El cidrio, al ser un derivado mineral endurecido del fuego, se rompe con facilidad y puede causar heridas dada la forma en que quedan los trozos.

para que un cristal deje de ser peligroso en caso de rotura hay dos tratamientos:

Templado

Dspués de cortarlo a medida y hacerle la manufactura, se pasa por un horno que lo calentará hasta 500º y se enfriará rapidamente con una corriente de aire; con este tratamiento el cristal queda endurecido, esto significa que costará mucho de romper y, al hacerlo, queda reducido a trocitos mínimos e inofensivos. Es el caso de puertas de tiendas y los cristales laterales de los automobiles.

Laminado

Al juntar dos cristales con una lámina de plástico, conseguiremos un conjunto de ventajas de los dos materiales: durez exterior y resistencia después de roto.

Es un proceso que se hace en la fábrica, aunque también se puede hacer de forma líquida, de resina.

El cristal se rompe igual, pero en caso de rotura el plástico impide que los trozos de cristal caigan i puedan dañar a alguien; es el caso de los escaparates de las tiendas i los parabrisas de los automobiles.